Editorial Agosto 2020

Estimados lectores

O TÉMPORA O MORES Marco Tulio Ciceron 

Estamos en estos momentos, atravesando en el mundo, por una de las situaciones médicas tan graves que quizás nunca se nos pasó por la cabeza. 

Apareció el Covid19 y ha derrumbado toda la actividad humana: Salud-Trabajos-Educación-Deportes-Economía, etc. 

La pandemia actual nos hace tener presente y recordar los muy interesantes trabajos históricos relacionados con las pandemias y fruto de autores nacionales. 

Los Invito a leerlos. (1-2-3-4) 

De ahí es importante tener presente, con humildad, que no somos tan perfectos y triunfantes en el manejo de la salud en los seres humanos y que nos ha hecho aterrizar, dolorosamente en este aspecto. 

Las noticias diarias a las cuales, sin querer, nos adherimos la mayoría, nos confirman lo que se plantea ya históricamente en los trabajos mencionados. 

Inquietud, angustia, depresión, miedo a lo desconocido y la consiguiente debilidad del ser humano y… la muerte. Pero a la vez, confianza en lo que estamos haciendo. 

Observamos como los equipos médicos están trabajando incansable y denodadamente con las pacientes que caen bajo este virus. La muerte y el riesgo de enfermarnos, se nos ve muy cerca. 

Los agentes sanitarios, que estamos a cargo de mantener una observación permanente de los riesgos en la seguridad que pueden sufrir nuestros pacientes en su atención, deberemos estar constantemente y quizás, majaderamente, recordando a la Dirección y a los profesionales de la salud los riesgos que pueden sufrir nuestros paciente (caídas-IAAS-errores en administración medicamentos etc) y ésto, no solo en los pacientes Covid 19, sino en todos los pacientes que concurren a un centro de salud o están hospitalizados. 

El cansancio y agotamiento de todo el personal, presumiblemente, ya está llevando a un burn out a una parte importante. Se agrega que algunos funcionarios estén en cuarentena y otros lamentablemente, hospitalizados o fallecidos. 

Surge entonces la necesidad de, algunas veces, recurrir por la urgencia, a personal no muy experto en el manejo de pacientes graves y ahí las posibilidades de error diagnóstico o de manejo se acentúan.

El ambiente nacional, reflejado en las exageradas o mal intencionadas noticias. Los rumores y las fake news abundan en las redes sociales las que impactan e influyen en nuestro accionar. Muchas veces son repetidas y comentadas en nuestro hogar y observamos en nuestros familiares su inquietud y preocupación, lo que nos puede hacer caer y creer muchas de esas noticias falsas. 

Nosotros, las personas a cargo de los equipos de Seguridad y Calidad en la atención, debemos irradiar confianza, tranquilizar, aconsejar y ser receptores de todas inquietudes y angustias del personal. Junto con vigilar y advertir, prudentemente, que no se produzcan Eventos Adversos ,de alguna. forma debemos entregar unas palabras de consuelo y reforzamiento a las habilidades que poseen. Creo que este apoyo, no esperado, puede infundir paz, tranquilidad y seguridad en el trabajador de la salud y favorecer que no vaya a incurrir en errores no deseados por nadie. 

Como Fundación para la Seguridad del Paciente: 

Hacia la sociedad, debemos salir e insistir a todo nivel el cumplimento de las recomendaciones básicas para evitar el contagio, respetar las cuarentenas e insistir principalmente, de alguna forma, en la juventud una mayor comprensión de la situación y estimularlos a cumplirlas por el bien de ellos mismos y de sus seres queridos. Conocemos y entendemos la tradicional rebeldía, tan propia de la juventud y que además, por falta de referentes respetables para ellos, persisten en adoptar estas conductas rebeldes, peligrosas y antisociales. 

Se nos viene una labor muy ardua que requerirá un gran esfuerzo y entusiasmo de nuestra parte, pero redundará en favorecer la seguridad que debemos ofrecer a nuestros pacientes, que debe ser, casi, una saludable y hermosa obsesión. 

  • 1-El hombre y sus epidemias a través de la historia – Rev. Chil. Infect Edición aniversario 2003; 13-17. WALTER LEDERMANN D 
  • 2-Estrategias para el enfrentamiento del cólera: La experiencia chilena desde una perspectiva de salud pública Valenzuela B, M. Teresa; Salinas P, Hugo; Cárcamo I, Marcela; Cerda L, Jaime; Valdivia C Rev Chil Infect 2010; 27 (5): 407-410 
  • 3- Chile entre pandemias: la influenza de 1918, globalización y la nueva medicina López, Marcelo; Beltrán, MiriamRev. chil. infectol. vol.30 no.2 Santiago abr. 2013 
  • 4- Burn out- una señal de alerta para equipos e instituciones – ttp://revista.colegiomedico.cl/burnout-una-senal-de-alerta-para-equipos-e-instituciones/ 

Dr Luis Lopez Valenzuela. 

Médico Auditor Hospital Clínico Fusat-Rancagua 

Magister Derecho Sanitario Universidad de los Andes 

llopez@fusat.cl